IEB

Fermo: Macri será reelecto y los activos argentinos lucen baratos

La volatilidad seguirá siendo alta, pero nuestro escenario base sigue siendo que el presidente Macri será reelecto y ante ese escenario los activos argentinos lucen baratos. El único escenario que podría descarrilar los activos argentinos es la vuelta de un populismo extremo, evento al cual le asignamos baja probabilidad.

GERMÁN FERMO, Head of Strategy de IEB Fondos

Las últimas semanas han sido extremadamente difíciles para los activos financieros argentinos. El CDS de 5 años se operó en niveles de 1150 pb en comparación con los 812 pb de principios de abril.

Las razones que explican esta enorme venta pueden definirse en múltiples dimensiones.

Primero, el “peso” mostro una gran debilidad dado que el Banco Central de Argentina (BCRA) no podía intervenir más allá de los futuros para detener demanda.

En segundo lugar, las encuestas comenzaron a mostrar una ventaja prematura pero aún significativa para el Kirchnerismo vs. Cambiemos de alrededor de 9 puntos ante un eventual ballotaje.

En tercer lugar, el dato de inflación de marzo de 4.7% m/m mostró que el programa de estabilización implementado por el FMI requerirá tasas altas por más tiempo (Leliq en niveles de 70%) perjudicando a la economía real y, por lo tanto, evitando cualquier recuperación significativa en el corto plazo.

Estos tres efectos combinados lograron una venta masiva de activos argentinos que produjeron un colapso en las acciones de alrededor del 20% en solo dos semanas, el peso argentino siguió la misma tendencia, depreciándose un 10% en el mismo plazo y los bonos de corta duración como el AY24 cayeron hasta un 15%.

En conjunto, las dos últimas semanas de abril mostraron un mercado internacional que castigó a los activos argentinos, “priceando” una derrota del oficialismo ante el populismo extremo representado por el kirchnerismo. Dicho esto, los últimos días mostraron una recuperación significativa de los activos argentinos con respecto a los valores mínimos observados.

Creemos que esta mejora puede explicarse por tres razones diferentes

1. El BCRA pudo alcanzar un nuevo acuerdo con el FMI que eventualmente le permite intervenir a discreción en el mercado de divisas en caso de una nueva disparada del dólar. Aunque esta medida no soluciona los temas de fondo, le permitirá al BCRA navegar estos meses difíciles pre eleccionarios y de agitación política con municiones suficientes para asegurar algún tipo de estabilidad FX.

2. Las últimas encuestas mostraron algo de alivio a favor de Cambiemos, lo que implica que la ventaja original que tuvo el kirchnerismo sobre Cambiemos puede que no sea tan abrumador como lo fue hace tres semanas.

3. Desde la semana pasada muchos rumores apuntaban hacia un potencial acuerdo entre cambiemos y el peronismo no kirchnerista sobre sobre cómo gestionar la economía en los próximos cuatro años. Si este acuerdo se materializa, debería ser una señal de menor incertidumbre para el mercado, bajo la premisa del menor riesgo político.
Por lo tanto, después de las dos últimas semanas de abril el mercado parece haber alcanzado algún tipo de estabilidad, el FX se ha estabilizado alrededor de 44.50, las acciones argentinas se han recuperado alrededor del 15% y los bonos de corta duración recuperaron casi el 10% en sólo pocos días. Pensamos que el mercado finalmente “pricea” que la expresidenta, Cristina Fernández de Kirchner (CFK), se postulará para la presidencia en las elecciones de octubre. Este cisne negro fue descontado en los precios de los activos financieros de Argentina durante abril y parece que los mercados han alcanzado actualmente una estabilidad de corto plazo después del sell-off.

Mirando hacia adelante

Creemos que los números de inflación podrían comenzar a mostrar algún tipo de mejora y la economía real comenzar a mostrar algún tipo de recuperación aumentando las chances políticas del presidente Macri.

La volatilidad seguirá siendo alta, pero nuestro escenario base sigue siendo que el presidente Macri será reelecto y ante ese escenario los activos argentinos lucen baratos.

El único escenario que podría descarrilar los activos argentinos es la vuelta de un populismo extremo, evento al cual le asignamos baja probabilidad.