IEB

Cuarenta y ocho horas

Domingo 11 de Agosto de 2019 

NORBERTO SOSA 
Director, Invertir en Bolsa

Es probable que algunos lectores hayan asociado el título de la columna de opinión con una divertida y entretenida película de los 90 que protagonizaron Eddie Murphy y Nick Nolte. Para aquellos que conocen de cine, le asignan un par de atributos significativos, dado que en buena medida inicia la fama de Eddie Murphy en Hollywood y, según especialistas, inaugura el estilo de películas “buddy cop” dentro del cual se cita por ejemplo a “Tango & Cash”, “Seven” y “Sherlock Holmes”.

Pero no se refiere a ese tema la columna, sino a las 48 horas de veda electoral que impone el marco jurídico del Código Electoral Nacional. Si bien es muy específico en su artículo 71, en cuanto a cuáles son las actividades que quedan prohibidas, el espíritu del mismo es el de generar un período de reflexión durante el cual el votante no debería ser influido. Por lo tanto, creo que se genera un debate acerca de cuáles son los andariveles dentro de los que una columna de opinión puede desplazarse. Es por eso que en esta oportunidad evitaré hablar de la coyuntura argentina, siendo mi objetivo compartir mi interpretación de hacia dónde está transitando el contexto económico global y regional.

ESTADOS UNIDOS

Quienes tuvimos el privilegio de compartir hace pocas semanas en Buenos Aires un almuerzo con quien fuera el titular de la Reserva Federal (FED), Ben Bernanke, entendimos que a su juicio lo mejor que le puede suceder a dicho país es que la autoridad monetaria lograra desacelerar gradualmente el ritmo de crecimiento de su economía para acercarlo a su nivel de crecimiento potencial. De esa forma, podría mantener el sendero de crecimiento sustentable y evitar una recesión.

Debe entenderse que dicha opinión está expresada en un contexto donde se interpreta que la economía de Estados Unidos se encuentra cerca de un fin de ciclo y que Donald Trump está exacerbando el desequilibrio entre el crecimiento registrado y el potencial.

Más recientemente, hemos visto al actual titular de la FED, Jerome Powell, realizar un trabajo de orfebrería durante la conferencia de prensa posterior a la última reunión donde se decidió reducir la tasa de interés en un cuarto de punto. Durante dicha conferencia prácticamente siguió a pie juntillas la idea de Bernanke, en el sentido de intentar quitar expectativas de euforia a los inversores, pero al mismo tiempo evitó sumergirlos en una depresión.

Luego, se accionó el twitter de Trump criticando el accionar de la FED e implementando los aranceles a los productos chinos. El ligero martillo del orfebre fue reemplazado por una masa y un yunque con su consecuente aumento de la volatilidad en los mercados.

CHINA

Volviendo al mundo del cine, la guerra comercial entre Estados Unidos y China está tomando las dimensiones del enfrentamiento entre King Kong y Godzilla. Quiero aclarar que Godzilla es un monstruo ficticio japonés, por lo que no estoy confundiendo a los chinos con los japoneses.

Quienes seguimos de cerca la evolución del Yuan desde los 90, le hemos ganado muchísimo respeto a sus movimientos, dado que la maxi devaluación de los 90 se interpreta como la génesis de la crisis del sudeste asiático, la cual dio la vuelta al globo impactando sobre Brasil y provocando la estocada final de nuestro esquema de Convertibilidad.

Por lo tanto, el camino que intenta transitar China de neutralizar los aranceles devaluando su moneda, nos lleva a una situación de mucho riesgo, que esperemos pueda revertirse.

EUROPA

Sin intención de faltar el respeto, los temblores de Angela Merkel han sido otra señal de preocupación, no sólo por su salud en particular, sino porque ha venido siendo la líder más relevante de Europa. Si bien dicho continente dejó atrás la crisis del Euro del 2011, sigue exhibiendo debilidades como las que actualmente vuelve a protagonizar Italia. Por su parte, la llegada de Boris Johnson a Reino Unido con su nuevo gabinete de fuerte perfil euro escéptico, claramente no son un bálsamo para la transición del Brexit. Hablando de transiciones, este es el contexto europeo en el cual Mario Draghi está finalizando su período como titular del Banco Central Europeo (BCE) quien será reemplazo a partir del primero de noviembre por Christine Lagarde, muy conocida por los argentinos por su rol en el FMI.

LA REGIÓN

Siendo muy breve, me interesa destacar tres aspectos de Brasil. Primero, antes de dejar la presidencia, Michel Temer avanzó con una reforma laboral que busca mejorar la competitividad de la economía y reducir el desempleo. Dicha reforma, modifica aspectos legales que datan de 1943. En segundo lugar, el actual presidente, Jair Bolsonaro, ha logrado la media sanción de la reforma previsional en el Congreso, la cual ha sido enviada al Senado. Tercero, Bolsonaro ha recibido el mensaje de Trump que le gustaría avanzar con un tratado de libre comercio (TLC) entre Estados Unidos y Brasil.

CONCLUSIÓN

El mundo no se encuentra actualmente en crisis, como sí lo estuvo en 2008 debido a la crisis “Subprime” de Estados Unidos o en 2011 por el Euro. No obstante, desde el aspecto de las finanzas, tampoco está en un contexto de abundancia de liquidez y de querer incorporar riesgo en los portafolios de inversión. Paralelamente, nuestro vecino Brasil nos genera tres claros desafíos de competitividad con la reforma laboral, previsional y un TLC con EE.UU. A estos desafíos se le suma el acuerdo de intención alcanzado entre Mercosur y la Unión Europea.

Por lo tanto, el contexto global no parece ser ni un lecho de rosas, ni un campo de espinas. No obstante, estamos en las manos de líderes globales con cierto perfil histriónico y de twitter fácil. Paralelamente, pareciera que nuestro gran vecino nos emite señales de hacia dónde caminar. Independientemente de quien sea líder nacional que las PASO proyecte como triunfador, dependerá de su adecuación al contexto para que nuestro futuro sea más o menos próspero.